jueves, 5 de julio de 2018

“LA REPATRIADA” CONSECUENCIA DE UN HECHO HISTÓRICO.

1898 es un año crucial para la historia de España ya que se perdían las últimas colonias de ultramar que aún se conservaban como eran Filipinas y Cuba, atrás quedaban los tiempos en donde en el Imperio Español “no se ponía el Sol”.

Cuba era una de las posesiones más importantes dentro del Imperio desde que los españoles tomaran la isla era uno de los principales centros administrativos en ultramar, en La Habana se encontraba uno de los mayores arsenales con los que contaba España, muchos navíos de guerra españoles eran construidos en territorio cubano como es el caso del Santísima Trinidad conocido como “El Escorial de los mares” uno de los buques más grandes de su tiempo y que se hundió después de la Batalla de Trafalgar.

Después de los sucesos del 98 pues se comenzó a desmantelar todos los organismos que representaban al dominio español entre ellos el Arsenal de La Habana, posiblemente la base más importante en ultramar junto a Manila, del arsenal proviene la imagen que podemos ver en el interior de la Iglesia de San Francisco.



Esta imagen de la Inmaculada Concepción conocida como “La Repatriada” es una imagen de bulto redondo de talla completa, que guarda similitudes con las imágenes realizadas en talleres como los de Olot, taller que tuvo una importante producción de imágenes desde la segunda mitad del XIX hasta la segunda mitad del XX. La imagen se encuentra en la nave del Evangelio.


Cabe reseñar que la imagen fue traída a la Península a bordo de la cañonera “Magallanes” siendo desembarcada en Cádiz donde se hizo cargo el párroco de la Iglesia de San Francisco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario