viernes, 10 de marzo de 2017

UNA OBRA MAESTRA.

Posiblemente esta obra presidiría cualquier sala de un gran museo por suerte para nosotros se encuentra en nuestra ciudad en la nave del Evangelio de la Iglesia Conventual del Carmen.


El Cristo de la Salud, como es conocido, es sin temor a equivocarnos una de las obras cristíferas más destacables no sólo de la ciudad, o de la provincia de Cádiz sino de toda la región andaluza y la podemos contemplar y disfrutar en nuestra tierra.

FOTO: Antonio Quintero

Esta imagen está atribuida, casi con total seguridad, a la gubia del escultor italiano Anton Maria Maragliano (1664-1736), este escultor es el máximo exponente de la conocida escuela de escultura genovesa que tantas obras escultóricas dejó por la costa atlántica de Andalucía, especialmente en Cádiz. Muchos de los escultores que salieron de su taller se establecieron por nuestra zona de ahí la proliferación de obras.

FOTO: Antonio Quintero

La obra se encuadra cronológicamente en la primera mitad del siglo XVIII siendo un encargo de la comunidad de padres carmelitas  para su convento de la ciudad de la Real Isla de León, el actual convento fue erigido en el primer tercio del XVIII sustituyendo una anterior edificación.

FOTO: Antonio Quintero

Está realizada en madera de tilo (Tilia) un tipo de madera muy fácil de trabajar pero que es muy proclive al ataque de insectos y que es uno de los principales problemas que presenta la escultura por lo que su mantenimiento debe ser periódico. Esta madera de tilo fue muy utilizada por los escultores genoveses junto con la madera de abedul (Betula pendula).

FOTO: Antonio Quintero

Al contemplar dicha imagen destacamos el valiente escorzo del cuerpo hacía la izquierda, la serenidad que desprende el rostro, así como el imponente y airoso paño de pureza que por desgracia se encuentra mutilado, cuando se construyó el altar no tuvieron en cuenta las hechuras del paño de pureza así que optaron por eliminar parte del paño para que pudiese encajar en el retablo. Para hacernos una idea de cómo sería la sección cercenada del paño de pureza podemos ver el Cristo de la Vera Cruz de Cádiz. Completa la escultura la original cruz de tipo arbórea y plana en la que se encuentra suspendida la escultura y que se encuentra rematada por un artístico INRI de metal plateado. 

Por último mencionar el no menos importante retablo que preside la escultura, un retablo barroco dorado donde la obra se encuentra colocada en el hueco con forma de crucifijo lo que da una sensación de fusión entre la escultura y el retablo.

Desde aquí invito a que os acerquéis a la Iglesia del Carmen y contempléis y deleitéis esta auténtica obra maestra.

FOTO: Antonio Quintero

ENLACES DE INTERÉS.
https://escuelagenovesa.wordpress.com/2010/11/19/cristo-de-la-salud/http://www.lahornacina.com/articulosgenoveses3.htm
http://aqfotografiacofrade.blogspot.com.es/

No hay comentarios:

Publicar un comentario