martes, 15 de marzo de 2016

SANCTI PETRI: UNA POLÉMICA QUE NO CESA.

Es un asunto que cada cierto tiempo sale a la palestra pública con el consiguiente debate que suscita tanto en San Fernando como en Chiclana de la Frontera, y no es otro que el Islote de Sancti Petri.

Se ha escrito mucho en los últimos años especialmente a raíz de la inclusión de citado enclave dentro del PGOU de San Fernando, con la consiguiente protesta de Chiclana, al igual que ocurre al contrario. Han sido muchas las vueltas que ha dado éste asunto a lo largo de los últimos años, con resoluciones judiciales de por medio, que aún no han podido “cicatrizar” dicha herida entre ambas poblaciones.

No pretendo entrar en polémicas ya que como se ha expuesto ante los tribunales decidieron en su momento dando la razón y por ende la titularidad a San Fernando, basando en hechos probados como la titularidad del castillo así como razones históricas y geográficas que reafirman que el islote de Sancti Petri se encuentra dentro del término municipal de San Fernando.

Tampoco hay que olvidarse que el islote, enclavado frente a la costa chiclanera, forma parte también de la historia de Chiclana estando muy presente en la idiosincrasia de su población, es fácil ver como la ciudad tiene la silueta del castillo como algo propio del paisaje como lo puede ser la Ermita de Santa Ana o la Iglesia de San Juan Bautista. Incluyendo que es más fácil acercase a ese paraje desde Chiclana que desde San Fernando debido a esa proximidad antes comentada.

Las dos poblaciones debemos de dejar ese “chauvinismo” que ha imperado durante muchos años las relaciones entre poblaciones haciendo especial hincapié en Sancti Petri, debemos recordar que cuando el castillo presentada la ruina más absoluta, literalmente se caía a pedazos, ambos ayuntamientos fueron de la mano para su restauración y puesta en valor, gracias a esa unión podemos decir que el Sancti Petri sigue en pie y se ha convertido en un aliciente para aquellas personas que nos visitan y para los propios habitantes de la zona ya que era en cierto modo un desconocido. La unión hace la fuerza y esta es la buena prueba de ello.

Un caso similar al de Sancti Petri lo tenemos los isleños con el Real Carenero situado junto al Puente Suazo, estas antiguas atarazanas germen de la floreciente industria naval de San Fernando se encuentran dentro del término municipal de Puerto Real algo que no es un impedimento para sentir aquellas instalaciones como algo propio y ligado a los isleños pese que se encuentra en “otro” pueblo además también se ha dado el caso de que todas las administraciones han ido de la mano para salvar aquel monumento del olvido.

Dejémonos de localismos y unamos esfuerzos para sacar todo lo que tenemos adelante. El patrimonio no conoce de fronteras y propiedad, es de todos.
www.turismochiclana.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario