miércoles, 24 de febrero de 2016

EL AYUNTAMIENTO.

Podemos decir que van en serio la Casa Consistorial de la ciudad de San Fernando será restaurada y durante este año comenzarán los trabajos para que el noble edificio vuelva a abrir sus puertas la casa de todos los isleños e isleñas.

La inminente puesta en marcha de las obras ponen fin a muchos años de cierre del ayuntamiento, atrás queda aquel año de 2003 cuando dejó de funcionar como centro político y administrativo de la ciudad y que supuso el traslado de las diversas dependencias municipales que allí tenían su sede entre ellas la Biblioteca Lobo al Museo Municipal o el Archivo Municipal que fue trasladado al edificio adyacente al museo, Museo Municipal que por cierto será trasladado, durante el tiempo que el ayuntamiento fue cerrado sólo se han llevado a cabo unas obras de consolidación del edificio que sirvieron para que el proceso de deterioro se viese frenado.

Fue uno de los proyectos importantes, junto a otros, enfocados en los fastos del Bicentenario de las Cortes de 2010, y que no fueron llevados a cabo parece ser que los 205 años del establecimiento del primer cabildo de la Isla de León han rescatado esta necesaria y vital intervención que la ciudadanía creía que nunca llegaría.

La buena sintonía entre administraciones, algo que alabar pues generalmente demuestran lo contrario, han podido llevar a buen puerto esta obra y que pondrá fin al cierre temporal de este noble edificio durante más de diez años. La unión entre administraciones, local y autonómica en el caso que comentamos,  que hacen posible esto no debe quedarse en esto sino debe de ser un inicio para futuras actuaciones ya que son muchos los edificios, gran parte de nuestro patrimonio, que necesitan de una intervención lo antes posible.

Debemos hacer hincapié que la Casa Consistorial de San Fernando es uno de los edificios civiles más importantes de la región de estilo neoclásico e iniciada su construcción en la segunda mitad del siglo XVIII, basado en un proyecto presentado por Torcuato Cayón (1725-1783), uno de los grandes arquitectos del neoclásico en la Bahía de Cádiz, su construcción abarcó todo el siglo XIX finalizándose su construcción a principios del XX, se ha convertido en uno de los símbolos de la ciudad no sólo como una obra arquitectónica de gran interés sino por lo que esas paredes han supuesto para el desarrollo de la ciudad. Está catalogado como Monumento BIC desde el 10 de julio de 2007 por la Junta de Andalucía.

Esperemos pronto ver como la Fama y la Abundancia que escoltan el escudo de la ciudad se vuelven asomar en lo más alto del edificio.



No hay comentarios:

Publicar un comentario